Soy muy atractivo

Este fue el consejo que me dió un amigo mío una noche en plena exaltación de la amistad, acodados en una barra de un bar cualquiera. A esas horas intempestuosas donde todo se confunde y todo el mundo te parece atractivo. Estábamos en esa fase lánguida donde todo se desvirtúa y la más mínima conversación trasciende más alla de la realidad.

“Mira, yo todos los días cuando me levanto me pongo delante del espejo de mi habitación, me contemplo y me digo: pero que guapo soy”. Claro yo no le quise aclarar a mi amigo que era el tío más feo de la tierra …. aunque he de decir que yo a esas horas le miraba con mucho cariño.

¿Y a qué viene todo este rollo? Pues que para poFidra Khaloder levantar la cabeza lo primero que tiene que hacer uno es quererse mucho, mucho, mucho. Hombre, yo me pongo delante del espejo en pelota picada y que quereis que os digo … guapo, guapo no me veo … yo diría más bien resultón. Ademas ¡¡¡ QUE CARALLO!! La gente que me conoce y aprecia ya sabe como soy. Ya dijo una vez Frida Khalo “La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior”. Yo solo añadiría a esta frase que el que tenga algún interés en conocerme descubrirá que tengo mi atractivo más allá de un cuerpo algo rechoncho.

Pues eso, que vivimos en una época donde lo que prima es la apariencia externa, donde se valora a la gente por como va vestida, se les clasifica en seguida en uno u otro grupo pero lo que realmente se debería hacer es, por lo menos, perder 5 minutos de conversación parae5a0ed0ba549f6f806ae2470edbc8ff0 saber algo más de esa persona. Intentar conocer es una de las fases más electrizantes de vivir en sociedad y conocerlas por uno mismo. La frase de “sólo sé que no sé nada” no implica ser un ignorante, es simplemente reconocer que no existe la certeza absoluta; y parafraseando a un gran amigo mío, el sabio Stephen Hawking que dijo una vez que el mayor enemigo del conocimiento no es la ignorancia sino la ilusion del conocimiento. Vamos en román paladino que es más agradable los ignorantes autoreconocidos que los listillos ignorantes.

Por cierto dos de las personas, cada una en su propio ámbito, más bellas con las que uno pueda conversar.

 

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario